Generación busca felicidad en las pastillas…

 

“Es difícil conquistarse a si mismo, pero cuando se logra todo está conquistado”

Alabemos al Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, pues él es el Padre que nos tiene compasión y el Dios que siempre nos consuela. El nos consuela en todos nuestros sufrimientos para que nosotros podamos consolar también a los que sufren.

2ª Corintios 1:3-4

Queremos compartir algunos datos y cifras que publicaran en el diario EL PAIS de Uruguay el día Domingo 18 de Abril de 2010; sobre los pscicofármacos y la automedicación.

Te presentamos un resumen, o  en caso que quieras leerlo completo…lo importante es continuar informandonos sobre un tema tan delicado.

http://elpaisweb2.elpais.com.uy/Suple/DS/10/04/18/sds_483002.asp

Más de uno de cada cinco uruguayos ha tomado psicofármacos.

 Consumo más extendido entre mujeres de 35 o más. 52 mil personas se automedican.

Las cifras 28,8% de las mujeres uruguayas han tomado tranquilizantes o antidepresivos en su vida.

14,2% mismo porcentaje de consumidores de estos psicofármacos, pero en hombres.

Si seguir correctamente la indicación médica permite a los usuarios de éstos fármacos desarrollar normalmente su vida, transformarse en médico improvisado y aumentar la dosis puede alterarla en todos los órdenes.

Según los expertos, las consecuencias van desde perder los vínculos sociales, sentirse inútil para realizar cualquier tarea sin una “píldora de la felicidad” a mano, hasta dopar indefinidamente una pérdida (la muerte de un familiar, un divorcio, un despido) sin que se elabore el duelo necesario.

Hoy en día  nos enfrentamos a  una determinada situación que produce angustia y lo primero que se hace es correr a buscar una salida inmediata!. En otras palabras, una pastilla que permita paliar su angustia antes que una psicoterapia que logre bucear y encontrar el origen del problema. La terapia implica un esfuerzo personal.

Ninguno de los psiquiatras consultados le quita responsabilidad al propio ejercicio de la medicina. “Sea como se obtenga la receta, siempre al inicio está detrás la mano de un profesional” afirma el Dr. Psiquiatra Da Silva. A veces llega una persona en una emergencia móvil, totalmente descompensada, y se prescribe un ansiolítico. Y el paciente se nota calmado a los diez minutos, ¡como si fuera magia!.

Según el estudio de 2007, el 50,4% de os psicofármacos es prescripto por un doctor en medicina general, un 32,9% por un psiquiatra, y un 16,6% por otros especialistas. En el caso de los tranquilizantes, esos porcentajes varían a  54,4%, 30,3% y 17,1%, respectivamente.

En el caso de los que consumen estos fármacos por su cuenta, el 46,9% los consigue directamente en las farmacias, el 27% accede a ellos en su propia casa, tal vez por un familiar, y al 8,3% se lo proporciona un amigo. Un 2,9% se lo consigue “en la calle”; es común ver medicamentos “controlados” en las ferias.

“La automedicación y la adicción no son equivalentes pero son pocos los especialistas que sostienen que la primera es un paso previo de la segunda. “

“Da Silva, también catedrático, afirma que en “todas las drogas”, la adicción afecta aproximadamente al 20% del total de consumidores, y más a los hombres en una proporción de cuatro a uno respecto de las mujeres. Pero en las benzodiacepinas este valor se invierte, hay cuatro mujeres por cada hombre.”

“Psiquiatras cuestionan a la sociedad actual que reclama soluciones “fáciles e inmediatas”. Sin embargo, ellos también reconocen propias responsabilidades.”

Hablan los especialistas…

Freddy da Silva: “Los tranquilizantes y su uso ya forman parte de nuestra cultura. Claro que hay que diferenciar al consumidor del adicto. El primero lo hace por indicación médica, con dosis, horarios y duración determinada. La idea general es que el adicto perdió el control”.

Juan Triaca: “La sociedad de consumo construye recetas ´sanadoras´, sin que me implique asumir un compromiso afectivo con o que me pasa. Con tres o cuatro pastillas ´tengo un tratamiento´. Ojo, no se trata de demonizar a éstos fármacos, sino al uso que se les dé”.

Fernando Cortinas: Después del alcohol y la nicotina, la benzodiacepìna es la droga psicoactiva más utilizada. Y su síndrome de abstinencia es el más grave de todos. En mi consulta está presente en el 70 u 80% de los casos, en combinación con cocaína o alcohol”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: